Misión

Esta página también está disponible en

Nuestra misión es ayudar a los países en transición y en fase de desarrollo a aprovechar el potencial de su capital humano mediante la reforma de los sistemas de educación y formación y mercado de trabajo en el contexto de la política de relaciones externas de la UE. 

Proporcionamos apoyo a 29 países fronterizos de la UE con la intención de mejorar sus sistemas de educación y formación profesionales, analizar las necesidades de competencias profesionales y desarrollar sus mercados de trabajo. De este modo, contribuimos a mejorar la cohesión social y a lograr un crecimiento económico más sostenible, lo que a su vez beneficia a los Estados miembros y a sus ciudadanos al mejorar las relaciones económicas.

Nuestra colaboración se efectúa tanto sobre la base de las condiciones específicas de cada país como a escala multinacional, estableciendo marcos para la continuidad a nivel político y para promocionar el diseño de una política empírica y su aplicación. Operamos frecuentemente en contextos inciertos y, en ocasiones, inestables. Con todo, somos una de las pocas agencias a la que acuden los sucesivos gobiernos con prioridades políticas cambiantes, debido a la reputación de independencia y excelencia que acompaña a nuestra labor y al compromiso positivo que mantenemos.

Nuestras actividades con los países asociados abarcan una serie de ámbitos relacionados:

  • análisis de las necesidades de competencias y de empleo
  • gobernanza del sistema, incluida la participación de las partes interesadas
  • diálogo social y participación del sector privado
  • sistemas de cualificación y garantía de calidad
  • aprendizaje basado en el trabajo
  • formación del profesorado
  • aprendizaje empresarial y competencias básicas, y
  • orientación profesional.

Antes de iniciar nuestra labor en un país, procedemos a un análisis detallado de las políticas de capital humano, los valores sociales y las prioridades externas de la UE y las ponemos en relación con las necesidades y las aspiraciones de desarrollo del país asociado, como parte de la asistencia general prestada al país en el ámbito del capital humano.

Colaboramos con las instituciones europeas, la comunidad empresarial, los interlocutores sociales y otras organizaciones de la sociedad civil a escala de la UE. La ETF apoya a la Comisión Europea y al Servicio Europeo de Acción Exterior en materia de programación, de manera que los objetivos de la UE en materia de asistencia queden fijado con precisión, y que la asistencia en sí se adecúe a las capacidades y prioridades de cada país. Trabajamos en estrecha colaboración con Eurofound y Cedefop para asegurar que el análisis y las buenas prácticas de los Estados miembros de la UE sean compartidos fuera de la UE y se utilicen para prestar apoyo a las reformas en los países asociados.

Trabajamos asimismo con diferentes partes interesadas a nivel internacional y con los donantes y organizaciones internacionales pertinentes. Esta labor se encuadra en el contexto del Consenso Europeo sobre el Desarrollo y la dimensión del capital humano de la agenda de desarrollo sostenible de las Naciones Unidas, que define dos objetivos específicos en materia de educación y de empleo relevantes para todos los países asociados, y que orienta la estrategia y las actividades del Grupo Interinstitucional sobre la Educación y Formación Técnica y Profesional, en el que participamos de manera activa.

La Fundación Europea de Formación fue creada en virtud del Reglamento n.º1360/90 del Consejo, refundido en el Reglamento n.º 1339/2008. El Reglamento refundido especifica la función de la ETF en la contribución al desarrollo del capital humano en el contexto de las políticas de relaciones exteriores de la UE. En este contexto, se define el desarrollo del capital humano como el trabajo que contribuye al desarrollo permanente de las habilidades y competencias de los individuos a través de la mejora de los sistemas de educación y formación profesionales.